Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Like/Tweet/+1

jurar por Dios

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

jurar por Dios

Mensaje  maria mercedes el Vie 14 Sep - 15:17

Hola: mi nombre es Mercedes, tengo 38 años y soy de Bs. As. Recurro a ustedes porque estoy angustiada con el siguiente tema. Tengo trastorno obsesivo compulsivo (toc) que es un trastorno de ansiedad (donde el afectado sufre de obsesiones y para contrarrestarlas debe realizar ciertas compulsiones ó rituales), estoy en tratamiento y actualmente estoy mejor, pero lo que me tortura es que hace unos años algunas de mis compulsiones ó rituales eran jurar por Dios ó por el Espíritu Santo no realizar determinadas acciones (por ejemplo escribir con lapicera color negra, ó usar cuadernos rayados, ó tomar gaseosa de determinada marca, etcétera), algunas veces hacía el juramento contrario para poder hacer algo que tenia que hacer. Imagínese que después de tanto tiempo muchos de esos juramentos se me olvidaron y no estoy segura cuales eran y me da pánico romper un juramento contra Dios y el Espíritu Santo. Yo le pido a Dios que no tome en cuenta esos juramentos, ni tampoco los que creo recordar, pero necesito de sus palabras para saber que debo hacer.


Muchas Gracias.

maria mercedes
Usuario

Mensajes : 1
Fecha de inscripción : 14/09/2012

Volver arriba Ir abajo

Re: jurar por Dios

Mensaje  Mireily el Dom 16 Sep - 11:11

Hola hermana. Primero que todo el Señor cononoce tu enfermedad y que no lo haces con mala intención. Puedes hablar en la confesión con el sacerdote sobre si esos juramentos te los puede absolver. Te coloco lo siguiente q dice el Catecismo:

150 El segundo mandamiento prohíbe el juramento en falso. Hacer juramento o jurar es tomar a Dios por testigo de lo que se afirma. Es invocar la veracidad divina como garantía de la propia veracidad. El juramento compromete el nombre del Señor. “Al Señor tu Dios temerás, a él le servirás, por su nombre jurarás” (Dt 6, 13).

2151 La reprobación del juramento en falso es un deber para con Dios. Como Creador y Señor, Dios es la norma de toda verdad. La palabra humana está de acuerdo o en oposición con Dios que es la Verdad misma. El juramento, cuando es veraz y legítimo, pone de relieve la relación de la palabra humana con la verdad de Dios. El falso juramento invoca a Dios como testigo de una mentira.

2152 Es perjuro quien, bajo juramento, hace una promesa que no tiene intención de cumplir, o que, después de haber prometido bajo juramento, no mantiene. El perjurio constituye una grave falta de respeto hacia el Señor que es dueño de toda palabra. Comprometerse mediante juramento a hacer una obra mala es contrario a la santidad del Nombre divino.

2153 Jesús expuso el segundo mandamiento en el Sermón de la Montaña: «Habéis oído que se dijo a los antepasados: “no perjurarás, sino que cumplirás al Señor tus juramentos”. Pues yo os digo que no juréis en modo alguno... sea vuestro lenguaje: “sí, sí”; “no, no”: que lo que pasa de aquí viene del Maligno» (Mt 5, 33-34.37; cf St 5, 12). Jesús enseña que todo juramento implica una referencia a Dios y que la presencia de Dios y de su verdad debe ser honrada en toda palabra. La discreción del recurso a Dios al hablar va unida a la atención respetuosa a su presencia, reconocida o menospreciada en cada una de nuestras afirmaciones.

2154 Siguiendo a san Pablo (cf 2 Co 1, 23; Ga 1, 20), la Tradición de la Iglesia ha comprendido las palabras de Jesús en el sentido de que no se oponen al juramento cuando éste se hace por una causa grave y justa (por ejemplo, ante el tribunal). “El juramento, es decir, la invocación del Nombre de Dios como testigo de la verdad, sólo puede prestarse con verdad, con sensatez y con justicia” (CIC can. 1199, §1).

2155 La santidad del nombre divino exige no recurrir a él por motivos fútiles, y no prestar juramento en circunstancias que pudieran hacerlo interpretar como una aprobación de una autoridad que lo exigiese injustamente. Cuando el juramento es exigido por autoridades civiles ilegítimas, puede ser rehusado. Debe serlo, cuando es impuesto con fines contrarios a la dignidad de las personas o a la comunión de la Iglesia.

_________________
“Un Cristiano Fiel, Iluminado por los Rayos de la Gracia al igual que un cristal, Deberá Iluminar a los Demás con sus Palabras y Acciones, con la Luz del Buen Ejemplo”. -San Antonio de Padua

Mireily
Moderador

Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 04/05/2011
Edad : 28
Localización : Puerto Rico

http://www.catolicosfirmesensufe.org/

Volver arriba Ir abajo

Re: jurar por Dios

Mensaje  Mireily el Dom 16 Sep - 11:13

150 El segundo mandamiento prohíbe el juramento en falso. Hacer juramento o jurar es tomar a Dios por testigo de lo que se afirma. Es invocar la veracidad divina como garantía de la propia veracidad. El juramento compromete el nombre del Señor. “Al Señor tu Dios temerás, a él le servirás, por su nombre jurarás” (Dt 6, 13).

2151 La reprobación del juramento en falso es un deber para con Dios. Como Creador y Señor, Dios es la norma de toda verdad. La palabra humana está de acuerdo o en oposición con Dios que es la Verdad misma. El juramento, cuando es veraz y legítimo, pone de relieve la relación de la palabra humana con la verdad de Dios. El falso juramento invoca a Dios como testigo de una mentira.

2152 Es perjuro quien, bajo juramento, hace una promesa que no tiene intención de cumplir, o que, después de haber prometido bajo juramento, no mantiene. El perjurio constituye una grave falta de respeto hacia el Señor que es dueño de toda palabra. Comprometerse mediante juramento a hacer una obra mala es contrario a la santidad del Nombre divino.

2153 Jesús expuso el segundo mandamiento en el Sermón de la Montaña: «Habéis oído que se dijo a los antepasados: “no perjurarás, sino que cumplirás al Señor tus juramentos”. Pues yo os digo que no juréis en modo alguno... sea vuestro lenguaje: “sí, sí”; “no, no”: que lo que pasa de aquí viene del Maligno» (Mt 5, 33-34.37; cf St 5, 12). Jesús enseña que todo juramento implica una referencia a Dios y que la presencia de Dios y de su verdad debe ser honrada en toda palabra. La discreción del recurso a Dios al hablar va unida a la atención respetuosa a su presencia, reconocida o menospreciada en cada una de nuestras afirmaciones.

2154 Siguiendo a san Pablo (cf 2 Co 1, 23; Ga 1, 20), la Tradición de la Iglesia ha comprendido las palabras de Jesús en el sentido de que no se oponen al juramento cuando éste se hace por una causa grave y justa (por ejemplo, ante el tribunal). “El juramento, es decir, la invocación del Nombre de Dios como testigo de la verdad, sólo puede prestarse con verdad, con sensatez y con justicia” (CIC can. 1199, §1).

2155 La santidad del nombre divino exige no recurrir a él por motivos fútiles, y no prestar juramento en circunstancias que pudieran hacerlo interpretar como una aprobación de una autoridad que lo exigiese injustamente. Cuando el juramento es exigido por autoridades civiles ilegítimas, puede ser rehusado. Debe serlo, cuando es impuesto con fines contrarios a la dignidad de las personas o a la comunión de la Iglesia.

_________________
“Un Cristiano Fiel, Iluminado por los Rayos de la Gracia al igual que un cristal, Deberá Iluminar a los Demás con sus Palabras y Acciones, con la Luz del Buen Ejemplo”. -San Antonio de Padua

Mireily
Moderador

Mensajes : 251
Fecha de inscripción : 04/05/2011
Edad : 28
Localización : Puerto Rico

http://www.catolicosfirmesensufe.org/

Volver arriba Ir abajo

Re: jurar por Dios

Mensaje  Jose Torres Castillo el Lun 17 Sep - 14:07

Mireily escribió:150 El segundo mandamiento prohíbe el juramento en falso. Hacer juramento o jurar es tomar a Dios por testigo de lo que se afirma. Es invocar la veracidad divina como garantía de la propia veracidad. El juramento compromete el nombre del Señor. “Al Señor tu Dios temerás, a él le servirás, por su nombre jurarás” (Dt 6, 13).

2151 La reprobación del juramento en falso es un deber para con Dios. Como Creador y Señor, Dios es la norma de toda verdad. La palabra humana está de acuerdo o en oposición con Dios que es la Verdad misma. El juramento, cuando es veraz y legítimo, pone de relieve la relación de la palabra humana con la verdad de Dios. El falso juramento invoca a Dios como testigo de una mentira.

2152 Es perjuro quien, bajo juramento, hace una promesa que no tiene intención de cumplir, o que, después de haber prometido bajo juramento, no mantiene. El perjurio constituye una grave falta de respeto hacia el Señor que es dueño de toda palabra. Comprometerse mediante juramento a hacer una obra mala es contrario a la santidad del Nombre divino.

2153 Jesús expuso el segundo mandamiento en el Sermón de la Montaña: «Habéis oído que se dijo a los antepasados: “no perjurarás, sino que cumplirás al Señor tus juramentos”. Pues yo os digo que no juréis en modo alguno... sea vuestro lenguaje: “sí, sí”; “no, no”: que lo que pasa de aquí viene del Maligno» (Mt 5, 33-34.37; cf St 5, 12). Jesús enseña que todo juramento implica una referencia a Dios y que la presencia de Dios y de su verdad debe ser honrada en toda palabra. La discreción del recurso a Dios al hablar va unida a la atención respetuosa a su presencia, reconocida o menospreciada en cada una de nuestras afirmaciones.

2154 Siguiendo a san Pablo (cf 2 Co 1, 23; Ga 1, 20), la Tradición de la Iglesia ha comprendido las palabras de Jesús en el sentido de que no se oponen al juramento cuando éste se hace por una causa grave y justa (por ejemplo, ante el tribunal). “El juramento, es decir, la invocación del Nombre de Dios como testigo de la verdad, sólo puede prestarse con verdad, con sensatez y con justicia” (CIC can. 1199, §1).

2155 La santidad del nombre divino exige no recurrir a él por motivos fútiles, y no prestar juramento en circunstancias que pudieran hacerlo interpretar como una aprobación de una autoridad que lo exigiese injustamente. Cuando el juramento es exigido por autoridades civiles ilegítimas, puede ser rehusado. Debe serlo, cuando es impuesto con fines contrarios a la dignidad de las personas o a la comunión de la Iglesia.

Sobre esto siempre me he preguntado si cuando usamos la expresion:¡Dios! ....¡Dios mio!....¡Jesus, Maria y Jose!.....etc, cuando vemos un acto de desastre o accidente o estamos abrumados por algo............¿es malo pronunciarlo? Porque en una parte de un catecismo lei que pronunciar el nombre de dios, en forma irreverente estaba prohibido. confused

Jose Torres Castillo
Usuario

Mensajes : 606
Fecha de inscripción : 12/07/2011
Edad : 44
Localización : LIMA pERU

Volver arriba Ir abajo

Re: jurar por Dios

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.